A pesar de la incertidumbre financiera internacional  y que ha afectado el desarrollo de la economía nacional, entre los empresarios mexicanos existe un optimismo moderado.

Así lo reveló la encuesta que aplicó la firma KPMG ” Perspectivas de alta dirección en México” en donde destaca que dentro de los principales riesgos que consideran podrían frenar el desarrollo de su empresa, es la inseguridad y  las recientes regulaciones ambientales, que se aplican en la Ciudad de México, así lo explico el especialista Roberto Cabrera, socio líder de industrias y mercado de ésta consultoría.

En conferencia, donde fueron presentados los resultados, también destacó  8 de cada 10 considera que hace falta una reforma fiscal en donde se contemple la aplicación gradual del IVA en alimentos y medicinas.

 

Agrega que los empresarios durante las crisis económicas han aprendido a poner en marcha estrategias que les permitan a sus empresas seguir creciendo.

Sin embargo destacan que factores como finanzas públicas sanas, niveles de inflación bajas, son factores que han ayudado a que 80 por ciento de los tomadores de decisiones hayan preferido mantener sus empresas en territorio nacional, sobre todo en la zona del Bajío.