Como resultado de las acciones coordinadas de verificación en materia de seguridad de productos, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y la Administradora Central de Investigación Aduanera del Sistema de Administración Tributaria (SAT), inmovilizaron mil 500 patinetas eléctricas o “hoverboard”, por representar riesgos a la vida y a la salud de los consumidores.

En un comunicado, la Profeco explicó que de acuerdo con una revisión llevada a cabo por el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor en muestras de 4 marcas de patinetas eléctricas, se determinó que el calibre de los conductores eléctricos es menor a lo mínimo requerido en las Normas Oficiales Mexicanas, y el nivel de calentamiento del cargador durante la operación de recarga de la batería excede lo establecido para considerarse seguro.

La Profeco detectó un posible riesgo para la seguridad de los consumidores y de inmediato instrumentó la inmovilización de dichos artículos, en operativos de revisión realizados de manera directa en las aduanas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y de los puertos de Manzanillo, Colima y Lázaro Cárdenas, Michoacán.