Frente al incremento en el precio del limón de hasta 46 por ciento que registró tan sólo en una semana, la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), afirmó que no existe elemento alguno que justifique aumentos en el precio del producto.

Ante ello, la PROFECO  anunció que intensificará sus operativos de verificación y vigilancia en la central de abastos de la Ciudad de México y en todas sus delegaciones en el país para detectar posibles incrementos injustificados en el precio del limón y proceder con las sanciones correspondientes.

“La PROFECO puede imponer sanciones a los distribuidores y comerciantes por no exhibir los precios del limón y no acreditar de manera documental el origen o motivo de eventuales variaciones en su precio”.