Para el partido de la NFL en el que los Oakland Raiders recibirán la visita de los Houston Texans, el próximo 21 de noviembre en el Estadio Azteca, en el juego de Monday Night Football, que por primera vez se realizará fuera del Estados Unidos, se iniciará la venta de boletos de manera exclusiva para clientes de los patrocinadores los días 26 y 27 de julio y el 28 para el público en general, comenzando con los más de 110 mil aficionados que se pre registraron en la página de internet de la NFL México.

Y es que se prevé “un lleno absoluto”, dijo en conferencia de prensa, Arturo Olivé, director general de la NFL México.

Explicó que “los boletos estarán en un rango de precios que van de los 550 hasta 6 mil 50 pesos, cabe mencionar que muchos de estos precios son mucho más accesibles en comparación con el boletaje en Estados Unidos para un partido de temporada de la NFL como este. En esta ocasión los boletos tendrán terminación 50 para conmemorar el 50 aniversario del estadio Azteca que nos abrió sus puertas para este juego como parte de los festejos del citado aniversario”.

Señaló que la venta exclusiva se limitará a 4 boletos, con el fin de un mayor número de personas pueda ver el partido en el Estadio, cuya capacidad es de 80 a 85 mil asistentes.

En tanto para quienes no podrán asistir, se estudia la posibilidad de que se transmita en lugares públicos y restaurantes, por el gran número de aficionados que hay en México.

Paquetes Turísticos

Para este juego se esperan de 6 a 8 mil aficionados norteamericanos, quienes se les ofrecerán paquetes turísticos: “si se está planteando el desarrollar paquetes turísticos para que los viajeros de los Estados Unidos interesados en venir al juego evidentemente aprovechen ese fin de semana para hacer turismo en México y no sólo conocer la Ciudad de México y asistir al juego”, señaló Arturo Olivé, director general de la NFL México.