Con el propósito de que el consumidor tenga una mayor variedad de oferta para seleccionar la gasolinera que le otorgue mejor servicio y calidad, Petróleos Mexicanos y diversos grupos gasolineros en el país establecieron un nuevo esquema conjunto de identidad e imagen con el propósito de diversificar la oferta al consumidor y asegurar la comercialización de productos de la marca Pemex en mercados regionales.

De este modo, se instalarán estaciones de servicio con marca propia en zonas específicas del país, las cuales seguirán vendiendo gasolinas y diesel Pemex, certificados con normas de calidad y bajo la operación de los actuales franquiciatarios que ya son propietarios y operadores de las estaciones de servicio.

En un comunicado la empresa petrolea mexicana, explicó que las primeras pruebas piloto iniciarán esta semana en la Ciudad de México, Tijuana y Mérida. Cabe destacar que casi la mitad del volumen total de combustibles que se distribuyen actualmente a nivel nacional en las cerca de 12 mil estaciones de servicio existentes, es comercializado por 16 grupos gasolineros, los cuales son los que han manifestado el mayor interés en participar en este esquema como operadores regionales.