Con la entrada en vigor del periodo vacacional de verano, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes puso en operacion el Operativo 30 Delta a fin de abatir el índice de accidentes vehiculares en carreteras federales y autopistas.

Esta acción preventiva, consiste en la aplicación de un examen médico-toxicológico con el fin de evitar accidentes relacionados con la ingesta de alcohol, enervantes, indisposición por cansancio o padecimientos que afecten el estado de alerta de los conductores de transporte federal, de carga o pasaje.

El examen médico se realiza en menos de 10 minutos, se hace una inspección general, interrogatorio intencionado, valoración de signos vitales, reflejos osteotendinosos y oculares, así como la detección de consumo de bebidas alcohólicas y examen toxicológico.

Se tiene planeado realizar 200 mil exámenes para lo cual se cuenta con 165 médicos distribuidos en 127 módulos y 25 unidades móviles.