imageEl Zócalo capitalino se encuentra prácticamente listo para la visita del Papa Francisco.
La Plancha en donde se acomodara a unas 60 mil personas, se encuentra dividida en varias secciones y las gradas frente a los edificios de Gobierno y el Gran Hotel de la Ciudad de Mexico, se encuentran casi listas, únicamente se aprecia a trabajadores afinando algunos detalles.
imageBajo las gradas fueron colocados sanitarios móviles para los asistentes. En los alrededores, han sido instalados módulos de Locatel, de servicio medico, de orientación y para distribuir agua.
Cientos de vallas también rodean el circuito de la Plaza de la Constitución, así como 20 de Noviembre y Pino Suarez, las cuales ya fueron cerradas a las circulación.
Otras calles cerradas que dan justo al Zócalo son 5 de Febrero; La Palma y Venustiano Carranza.
Las estaciones del metro Allende y Zócalo dejaron de dar servicio, por lo que mucha gente que trabaja por la zona tuvo que llegar a pie. Varios comercios, restaurantes y tiendas departamentales, optaron por no levantar las cortinas, otros mas cerraran temprano.
imageEn otras calles como 16 de Septiembre, fueron colocados los accesos peatonales, así como arcos detectores de metales.
La seguridad esta a cargo del Estado Mayor Presidencial y la Policia local se hace cargo de los cierres viales y de apoyar a las autoridades federales.
Se preve que la gente que quiere estar en la Plancha del Zócalo para apreciar este sábado la entrega de Llaves de la Ciudad al Sumo Pontífice, llegara en las próximas horas y durante la madrugada del sábado.
20 mil arribaran con boletos entregados por la Iglesia Católica y el resto deberá hacer fila. Todos serán sometidos a revisión.
Se recomienda atender las indicaciones de las autoridades, así como no portar mochilas, objetos punzocortantes, botellas de agua o vidrio. Se debe abrigar bien a menores durante las primeras horas de la mañana y protegerse del sol a lo largo del día.
Las primeras personas en llegar y que pasaran la noche en las inmediaciones, sin tener certeza de como lo harán, aseguran que el esfuerzo vale la pena, porque no siempre se tiene la posibilidad de ver al Obispo de Roma.
“Es algo especial porque no siempre viene, es como wow, se siente la emoción y hay que aprovechar ahora que viene” platico Patricia una joven estudiante de bachillerato.

imageAquellos que no logren llegar hasta el Zocalo podran apreciar el recorrido del Santo Padre, asi como la entrega de llaves, a traves de 15 pantallas colocadas en avenidas como Juarez, 20 de noviembre, Plaza Santo Domingo, San Miguel Arcangel, entre otros puntos.