Con las nuevas tecnologías, incluyendo las redes sociales, puede terminarse la vida privada.

Esto lo dijo el investigador de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, David Huerta.

Dijo que con los jóvenes constata la “abolición” de la vida privada, aunque subrayó que no tiene nada en contra de las redes sociales.

“La primera calamidad que veo es algo que por desgracia estoy constatando entre los jóvenes que es el de la abolición de la vida privada, hasta hace algunos años y durante mi generación la vida privada era algo que valorábamos mucho. Yo no estoy en las redes sociales, no porque tenga nada en contra de ellas, terminarían con mi tiempo de trabajo y de lectura”.

El investigador dijo además, que las nuevas tecnologías cruzan tu  vidas, como si fueran rayos inclinados en todas direcciones.

El académico de Filosofía y Letras, sugirió explorar el sentimiento y las emociones tanto como puedan, pero al mismo tiempo desconfiar de ellos, porque no se hace un poema con sentimientos y emociones únicamente, hacen falta inteligencia y trabajo y, sobre todo, palabras.