A pesar de que la venta de juegos pirotécnicos está prohibida, es común ver su comercialización en diversos mercados, como es el caso de la merced, donde podemos encontrar desde los llamados cerillos o ratones que solo sacan chispas de luz, hasta las palomas, Hulk o R 15 que contienen grandes cantidades de pólvora, los precios varían desde los 2 pesos la pieza hasta paquetes ya armados que van de los 30 a 50 pesos.

Audio “Lo que más piden son ratoncito, chiflador, buscapiés y algo que truene fuerte, tengo hulk, huevo de toro, huevo de codorniz y la garra, el cañón el R15 es el que más truena”

Mientras tanto los padres de familia aseguran que solo compran cosas inofensivas y pequeñas a sus hijos, mientras que para los artefactos de mayor tamaño siempre están al pendiente.