Autoridades y vecinos de Santa Fe acordaron 10 acciones, luego del deslave ocurrido el 27 de octubre, informó la delegación Cuajimalpa, esto con de regresar lo antes posible a la normalidad a esta zona de la Ciudad de México.

En un comunicado, la demarcación que encabeza Miguel Ángel Salazar Martinez, destacó que dentro de los acuerdos alcanzados, destacan que este miércoles inician los trabajos de mitigación en el talud ubicado en la zona donde se han registrado los deslaves en los últimos días.

También y de acuerdo con lo recomendado por los expertos que están auxiliando a las autoridades en estos trabajos –y para continuar en la protección civil de los habitantes de Santa Fe y la estabilidad de la zona— se iniciará en conjunto con la mitigación del prisma vertical ubicado en la zona poniente del talud y con la demolición de las construcciones en Altavista 111, en este último caso previo al cumplimiento de las notificaciones correspondientes.

Asimismo se aclara que en caso de que se requiera, maquinaria pesada, esta iniciará el lunes 23 de noviembre además de que en todo momento se cuidará por la integridad física de los trabajadores que participen en las obras de mitigación y en la seguridad de los vecinos de la zona.

Dado que ocurrirán algunos desprendimientos controlados de tierra, para estabilizar la zona afectada del talud debajo del predio ubicado como Altavista 111, se informará previamente a los vecinos y medios de comunicación para que estén atentos a los trabajos menores que se realizarán.

Así también se avanzó en la instrumentación de acciones legales que se emprenderán por parte de la propia autoridad delegacional, del Gobierno de la Ciudad y de los vecinos, por los posibles daños originados por este desprendimiento.

Cabe destacar que el monitoreo de estas obras correrá a cargo, tanto de Protección Civil del Gobierno de la Ciudad de México, como del Centro Nacional para la Prevención de Desastres (CENAPRED).