Trabaja el gobierno federal para desmantelar la red de corrupción que permitió que el Chapo Guzmán se fugara del panal del Altiplano a mediados del 2014.

Así lo confirmó la procuradora General de la República, Arely Gómez.

A decir de la procuradora, se investiga la capacidad económica del Chapo Guzmán, sus empresas y personas que pudieran ser sus prestanombres.

“La Procuraduría General de la República está llevando una investigación a parte para poder desmantelar la estructura financiera de Joaquín Guzmán Loera”.

Hasta el momento hay 5 procesos penales que ya cuentan con autos de formal prisión, hay 46 personas consignadas y faltan 3 por capturar. De los consignados, 37 son por la fuga del penal del altiplano y el resto por la reaprensión.