Especialistas del Hospital Veterinario de la Universidad el Valle de México crean la primera prótesis articulada en 3D para un perro en nuestro país.

Se trata de un diseño único que conserva la anatomía natural y permite que las articulaciones sean similares a las que tiene un miembro natural.

El doctor Santiago García Pasquel explica que la prótesis es fácil de reparar, pues algunas piezas pueden ser reimpresas incluso en 5 minutos.

“El tiempo total de impresión de toda la prótesis es de 24 horas. Por parte depende de la parte, pero ninguna tarda más de 4 horas, aseguró el médico veterinario.

Sostuvo que este avance tecnológico estará abierto a quien busque mejorarlo o aprovecharlo para hacer sus propias impresiones.

El costo de una prótesis parecida en el mercado ronda los mil dólares, con la impresión 3D el costo se reduce a la tercera parte.

Hoy pudimos ser testigos de cómo Romina, una perrita de seis años fue la primera en recibir esta prótesis tras haber sufrido en 2013, un accidente con una cortadora de césped en Brasil.

Aquí puedes ver el video de cómo se imprime la prótesis