La Universidad Nacional Autónoma de México rindió un homenaje, con motivo de su 90 cumpleaños, al investigador emérito, Miguel León-Portilla, quien aseguró que su vida ha sido muy feliz y por ello está en paz.

“Recorrí casi todo el continente, visité a varios jefes de Estado, tuve experiencias en la selva amazónica. La vida ha sido una serie de novedades para mí”.

El rector de la máxima casa de estudios, Enrique Graue, dijo que, por su impacto en México y el mundo, el autor de “La visión de los vencidos” representa lo mejor de los valores universitarios.

“Se trata de un académico ejemplar, humanista multifacético, escritor prolijo, redentor de nuestros orígenes, apasionado de nuestra cultura y lenguas autóctonas, maestro de generaciones, historiador de historiadores”.

En tanto, la directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia, María Teresa Franco y González Salas, indicó que una de las características centrales en el temperamento de León-Portilla es la sed de conocimiento, el ingobernable deseo de entender y dar a entender, el júbilo de una inteligencia profunda y siempre llena de humor, cuando no de ironía, siempre abierta a nuevos proyectos y realizaciones.