Las tiendas de conveniencia se han convertido en un termómetro de la inseguridad, aseguró Carlos Kalach, presidente de Círculo K.

“Es un sector muy expuesto al tema de la seguridad. Hay muchos municipios del país en donde el crimen la verdad tiene una influencia demasiado fuerte”.

Los empleados que atienden este tipo de establecimiento, están en constante riesgo. Por ello, el empresario explicó que trabajan en la prevención, situación que se complica porque los focos rojos se van moviendo.

“Hay veces que Torreón es el punto más caliente de la republica, luego salen lugares que antes no lo eran. Villa hermosa antes era tranquilo y de pronto se convierte en un problema”.