Con el apoyo de agentes franceses y estadounidenses, las Fuerzas de Seguridad de Mali pusieron fin a la toma de 170 rehenes en el Hotel Radisson de Bamako.

Como parte de las acciones, al menos 27 personas perdieron la vida, entre ellas dos presuntos terroristas.

Aun no se tiene un número cuantificado de heridos, ni cuántos terroristas participaron en la agresión.

Aunque no se ha confirmado, el grupo yihadista Al Mourabitoun, ligado a Al Qaeda, sería el responsable del ataque.

Cabe destacar que los terroristas ingresaron al hotel usando automóviles con matrícula diplomática, al grito de “Dios es grande” antes de abrir fuego.

 

firma_logo_acirnoticias_125px