En los últimos 5 años, 5 mil 600 menores han sido robados en México, así lo detalla la Fundación Nacional de Niños Robados y Desaparecidos, y añade que las organizaciones criminales sustraen a los menores con la intención de prostituirlos o extraerles los órganos.

Guillermo Gutiérrez, presidente de la fundación lamentó que el MP ponga trabas para levantar una denuncia por desaparición, como son la exigencia de esperar 72 horas antes de investigar, la creencia de que si es adolescente se fugó con el novio o novia, la exigencia de huellas digitales y ADN del menor, sumado al problemas de jurisdicciones entre estados, que deriva en el hecho de que en México se localice solo 1 de cada diez niños robados.

“Aquí en México si se roban a un niño en un estado y se lo llevan a otro estado ya es un problema, por la cuestión de las jurisdicciones, es un peloteo y una perdida de tiempo que es ganancia para los delincuentes, y ya cuando llega finalmente la policía, ya volaron”.

La fundación añade que en los últimos años se ha elevado el numero de adolescentes han desapareciendo, y muchos de estos eventos están relacionados con personas que conocen en redes sociales.

Destacar que es en el Estado de México, Tabasco, Tamaulipas, Chiapas, Sinaloa, Morelos, Nuevo León, Jalisco, Baja California Norte, Guerrero y Veracruz, donde más se está dando esté fenómeno, en mayor número en municipios mexiquenses.
Guillermo Gutierrez, llamó a los padres de familia a no esperar que la autoridad haga todo para evitar el robo de menores, ya que la mejor manera de evitar que alguien de nuestra familia sea víctima de este fenómeno es la prevención, a través de la comunicación con los niños y adolescentes, sumado a una vigilancia cercana y constante.

Añadió que cualquier persona que necesite apoyo para buscar algún menor desaparecido se puede comunicar al teléfono de la fundación, el 5760 8979, ademas de que si se tiene conocimiento de que alguna persona se dedica a la trata o robo de menores, y se tiene miedo de acudir a la autoridad, se puede denunciar a este mismo numero, y será la fundación la que se contacte con el ministerio público para iniciar una investigación, sin revelar nunca la identidad del denunciante.