No esperes que otro te venga a decir lo que puedes hacer, tu sabes lo que bueno para tu vida y lo que es malo

“en medio de una sociedad enferma de neurosis, de posesión. Ya no se distingue entre el bien y el mal. Se proponen públicamente ofertas que parece que engrandecen al hombre, cuando lo que hacen en unirlo en la vileza. Dios nos ha dado lo más valioso que tenemos, la libertad, pero al mismo tiempo él nos dice, pongo ante tí el bien y el mal, tú sabes lo que es bueno para tu vida, lo que es malo, lo que te pervierte y deteriora”

Fue el mensaje del cardenal Norberto Rivera Carrera, durante la homilía dominical en la Catedral Metropolitana