El Papa Francisco visitó la Basílica de Guadalupe y permaneció largo tiempo en el Camarín, de la Virgen morena, que está detrás del altar principal y en privado permaneció en oración, pero momentos antes oficio una misa este sábado 13 de febrero, en el marco de su visita al México

“al venir a este santuario, nos puede pasar lo mismo que le pasó a Juan Diego, mirar a la Madre, desde nuestros dolores, miedos, desesperaciones, tristezas y decirle, ¿Madre, qué puede aportar yo, si no soy un letrado?. Miramos a la Madre, con ojos que dicen, son tantas las situaciones que nos quitan las fuerza, que hacen sentir que no hay espacio para la esperanza, para el cambio, para la transformación”.
image