Senadores del PRI solicitaron a las autoridades financieras y fiscales establecer un plan integral que permita combatir el robo de identidad, ya que en los últimos años es uno de los delitos que más ha aumentado a nivel mundial con el desarrollo de las nuevas tecnologías.

Destacaron que México, ocupa el octavo lugar a nivel mundial por este ilícito, en el que 67% de los casos es por pérdida de documentos, y advirtieron que el 90% de las personas porta información suficiente para ser víctimas de este delito, como es el caso de credencial de elector, tarjetas de crédito y estados de cuenta.

Alertaron que el año pasado, de cada 100 reclamaciones a un fraude, dos correspondían a un posible robo de identidad, mientras que el monto reclamado por los usuarios ascendió a 118 millones de pesos, 19% más que en 2014; de cada 10 quejas, nueve eran de tarjeta de crédito y una de débito.

Señalaron que de acuerdo al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), a nivel internacional el 34% de los robos son de trámites del gobierno; el 17%, de tarjetas de crédito; 14%, de teléfonos y servicios públicos; 8%, de bancos; 6%, de lo laboral y 4%, de préstamos.