El Senado de la República solicitó a la Comisión Federal de Competencia Económica que investigue si las alzas recientes que se observan en el precio de la tortilla están relacionadas con la fijación indebida de precios o la restricción del abasto por quienes participan en las cadenas productivas y comercializadoras así como a las Secretarías de Economía y Agricultura para que instrumenten una política de precios máximos a la tortilla

En tribuna el senador Arturo Zamora Jiménez, señaló que “el incremento en el costo del alimento pretende justificarse con el alza del dólar, pero la cosecha del maíz del ciclo primavera-verano de 2015 es la que se encuentra en el mercado, por los que el precio de los insumos no fue impactado por este fenómeno monetario”.

Refirió que el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados de la Secretaría de Economía, informó que los precios más elevados por kilo de tortilla se registran en Sonora, de 19 a 24 pesos; Mexicali, de 17.57 pesos; Matamoros, 16 pesos; Campeche, 16.25 pesos; Piedras Negras, 15 pesos; y La Paz, 15.25 pesos.

Los legisladores pidieron que se determine, mediante la declaratoria respectiva, si existen condiciones de competencia efectiva en el abasto de este producto, en aras de que se disminuya el precio actual y fije un precio máximo, justo para la economía de las familias mexicanas.

Además, en el punto de acuerdo que se consideró de urgente resolución, la Cámara de Senadores exhortó a las secretarías de Economía y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación para que instrumenten una política de precios máximos a la tortilla, en su carácter de bien de consumo popular, con base en criterios que eviten el incremento desmedido en el costo del insumo y el desabasto del mismo.