El Senado de la República llamó a los congresos estatales de 25 entidades a reformar sus códigos civiles y demás disposiciones aplicables con la finalidad de elevar la edad mínima para contraer matrimonio a 18 años, sin ninguna excepción, con el fin de romper el ciclo de discriminación y violencia contra las niñas, niños y adolescentes; así como promover y proteger el goce pleno y efectivo de sus derechos humanos.

El dictamen destaca que en México sólo seis entidades han establecido en sus códigos civiles que para contraer matrimonio el hombre y la mujer deben tener 18 años cumplidos, conforme al artículo 45 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, sin considerar excepciones.

Este dictamen fue dirigido a los congresos de Aguascalientes, Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Colima, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Oaxaca, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Zacatecas, y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

El matrimonio infantil afecta mayormente a las niñas, al registrar que 17.3 por ciento de las mujeres se casaron siendo niñas, en tanto que ese porcentaje para hombres sólo fue de 3.9 por ciento. De acuerdo con el Instituto Nacional Instituto Nacional de Estadística y Geografía, al menos una de cada cinco mujeres entra en unión conyugal antes de cumplir los 18 años de edad.