Luego de que, durante su visita a Chiapas, el Papa Francisco pidiera perdón a los indígenas, el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade, reconoció que los pueblos indígenas presentan un mayor rezago.

“Hay conciencia clara de que hay un mayor rezago y por lo tanto la necesidad de mayor esfuerzo y una convicción absoluta de trabajar de la mano de las comunidades indígenas”.

Respecto al discurso del Obispo de Roma en el sentido de que la legislación mexicana no va acompañada de acciones suficientes para combatir la pobreza, el titular de la Sedesol afirmó que aunque en México los programas sociales se evalúan, es un tema en el que se debe evolucionar.

“Es un tema en el que tendremos que seguir evolucionando pero que debemos hacerlo sobre la base de tener información cada vez más puntual, cada vez más precisa y que por lo tanto nos permita tomar decisiones cada vez más acertadas”.