De acuerdo a la industria del calzado en el último año se ha registrado un reducción del 20 por ciento de importación de zapatos, lo que significa un decremento en el calzado subvaluado proveniente de Asia, y una oportunidad para los fabricantes mexicanos

Luis Gerardo González, presidente de Sapica, explicó que “hay más vigilancia de la Secretaría de Hacienda, del SAT hacia los importadores que están trayendo estas prácticas, eso ha desalentado a estas personas que estaban trayendo un producto no conforme a la ley, a la hora que el precio promedio del zapato lo ponen más en la realidad, es la oferta y la demanda”.

Al anunciar la Exhibición de calzado y artículos de piel, en León Guanajuato, del 8 al 11 de marzo, destacó que si bien los insumos para la producción de zapatos como la piel han subido su costo alrededor de un 20 por ciento, debido a la devaluación del peso, esto no ha repercutido en el incremento en el precio del calzado mexicano.

En tanto, que representa una oportunidad de competitividad para los productores mexicanos para imponer modelos y tendencias.