Ciudad Juárez se paralisó por la visita del papa Francisco.

No hubo clases, las vialidades más importantes de la ciudad froteriza fueron cerradas a la circulación, el Estado Mayor Presidencial se encargó de definir dónde se harían esos cortes de circulación y algunas calles que estaban abiertas fueron tomadas por las personas que esperaron varias horas para ver al papa en alguno de sus trayectos.

En la Feria, que es un lugar que se encuentra a un lado del Río Bravo, no cabía una alma más, aquí encabezará una misa.

imageVarias horas antes de que llegara el Sumo Pontífice, ya el lugar está la repleto de feligreses que igual llegaron de los Estados Unidos, que de distintas partes de la repúiblica Mexicana cercanos a Chihuahua.

imageA pesar del calor que se sintió durante la tarde, las personas aguardaron pacientes para escuchar al papa en la última misa que oficia en México. Con este acto se despide de México.