Consuelo a quien sufren, es decirles que Jesús los quiere

“encontrarse con ustedes para confesar juntos nuestra fe en Dios y compartir una verdad fundamental en nuestras vidas, que Dios, nos quiere mucho, que nos ama con un amor infinito, más allá de nuestros méritos, quiero estar lo más cerca posible de ustedes, pero de modo especial de todos aquellos que sufren, para abrazarlos y decirles que Jesús los quiere”

Así lo dijo, el Papa Francisco, en un mensaje videograbado, a unos días de su llegada al México y agradeció a los mexicanos que rezaran por este viaje pastoral

“me alegra saber que se están preparando para el viaje con mucha oración, la oración, ensancha nuestro corazón y lo prepara para recibir los dones de Dios, la oración ilumina nuestros ojos, para saber ver a los demás, como los ve Dios, para amar como ama Dios, les agradezco, mucho que recen por mí, pues lo necesito”