Al afirmar que el fallo de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), es un caso aislado que no sienta jurisprudencia, ya que sólo atañe a las cuatro personas que interpusieron amparos para autorizar la siembra y consumo de la mariguana con fines recreativos, el consejero jurídico de la Presidencia, Humberto Castillejos aclaró que la siembra, comercialización y consumo siguen siendo un delito, por lo que no se legaliza

En conferencia de prensa, acompañado por el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, Castillejos, explicó que “como es un criterio aislado no es una jurisprudencia porque no ha habido el número de casos para que se considere jurisprudencia, los tribunales de distrito y los jueces colegiados que en revisión conocieran de este amparo podría cambiar el sentido de su resolución en casos futuros, porque no es un criterio obligatorio”.

En tanto, destacó que hasta el momento el Gobierno Federal no ha sido notificado por la Suprema Corte, pero que cuando suceda, en este caso la Secretaría de Salud determinará las regulaciones que tendrán los permisos que se emitan a estas cuatro personas para llevar a cabo la siembra de mariguana exclusivamente para uso personal y con fines recreativos.

El Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal precisó que los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación hicieron los siguientes pronunciamientos para emitir su fallo:

UNO: Que la marihuana daña la salud personal y la salud pública, por lo que es constitucionalmente válido que el Estado mexicano la regule.

DOS: Que una prohibición absoluta de sembrar para consumo personal es una regulación excesiva; por tanto, reconoce el derecho de las cuatro personas que promovieron amparo, a sembrar marihuana para su consumo personal con fines recreativos.

TRES: Que el consumo que hagan estas cuatro personas no puede dañar a terceras personas; por tanto, no se puede realizar frente a otras personas sin su expreso consentimiento, ni frente a menores de edad.

CUATRO: Que las cuatro personas que fueron sujetas de amparo, por ningún motivo y bajo ninguna circunstancia pueden suministrar ni comercializar la marihuana que siembren.