IMG_2530

Tras la partida del Papa Francisco de la Catedral Metropolitana con rumbo a la Nunciatura Apostólica, el Zócalo capitalino y las calles del Centro Histórico volvieron a la normalidad. 

En cuanto Su Santidad se retiró, los cientos de fieles católicos que acudieron al primer cuadro a verlo y saludarlo, también comenzaron a abandonar la plancha, gradas, el circuito y calles aledañas.

La circulación vehicular será reabierta a los automovilistas en cuanto quede desalojada la plancha.

Desde el viernes por la mañana, la Policia local y el Estado Mayor Presidencial cortaron el paso vehicular y restringieron el peatonal, como parte del dispositivo de seguridad que se puso en marcha con motivo de la visita del Obispo de Roma al corazón de la ciudad.

Joanna flores, reportera.