Al dar la despedida oficial de la Ciudad de México al Papa Francisco en el Hangar Presidencial del aeropuerto capitalino, el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, hizo un último obsequio en persona a Su Santidad.

Se trató de un iPod con audífonos, con la canción denominada “El Himno al Papa”, el cual compusieron y grabaron internos del Reclusorio Oriente.

La letra fue escrita por José Antonio Barroso, recluido desde septiembre de 2013, mientras que la música estuvo a cargo del “Mariachi México Juvenil” de ese centro penitenciario.

El mandatario capitalino solicitó de manera informal al Sumo Pontífice, que escuchará la composición en cuanto pudiera hacerlo.

Comentó que adicional a esta canción, agregó al iPod canciones de los Ángeles Azules y del Buki.

Cabe destacar que el pasado sábado frente a Catedral Metropolitana, el Jefe de Gobierno entregó al Primado de Italia, la Llave de la Ciudad, así como el Pergamino y Medalla que lo reconocen como Huésped Distinguido.