La entrega de becas en México continuará a pesar del entorno económico, pero habrá reestructuración.

El secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, informó que se buscará beneficiar a las personas con más pobres. En otros niveles económicos seguirá habiendo becas pero se privilegiará a quienes tienen menos recursos.

“La idea de éste replanteamiento de las becas es que la mayoría las llevemos a los 4 deciles de menores ingresos que son las que más lo necesita, eso efectivamente no quiere decir que quitemos las becas de los demás deciles”. Explicó a senadores del PRI.

Cabe mencionar que los deciles se utilizan para definir sectores socioeconómicos según ingreso per cápita familiar, es decir, según el total de dinero que aporta el o los integrantes de un hogar.

Nuño agregó que por lo menos el cincuenta por ciento de todos los alumnos de educación básica que estén en los cuatro deciles de menor ingreso, es decir, las personas más pobres del país, podrán acceder a una beca.

Durante su intervención en la octava reunión plenaria de los priistas en el Cámara de Senadores,  informó que el sistema educativo y el mercado laboral tendrán una vinculación más estrecha, y que en julio, la SEP presentará un Plan de Orientación Vocacional que hoy no existe, y mediante el cual se encausará a los jóvenes hacia carreras técnicas y profesionales que llenen las vacantes que necesita el país, y específicamente en el marco del boom de la industria automotriz.