Concluyó la inspección de todas las escaleras de la línea 2 del metro, luego de que el sábado una de las cuatro escalinatas que da acceso a los andenes de la estación Nativitas, se desprendiera entre 20 y 30 centímetros de la base, lo que derivó en tres personas lesionadas a quienes se les pagarán todos los gastos.

 

Derivado de la inspección, una de las escaleras en la estación Viaducto, será cerrada para darle mantenimiento.

 

En tanto en Nativitas, este domingo se reanudó el servicio en la estación una vez que la zona del percance fue acordonada y protegida con mamparas de madera para el retiro de los escombros, y una nueva escalera estará lista en 4 semanas.

 

Una de las escalintas contiguas también fue suspendida como medida de seguridad; sin embargo, las dos escaleras al sur de la estación están en funcionamiento, aunque fueron reforzadas con polines de madera, ya que una presenta cuarteaduras.