La policía de Rusia hizo que 11 prostitutas y sus clientes caminaran desnudos por la ciudad de San Petersburgo, antes de ser arrestados.

A esta acción ya se le conoce en redes sociales como “El paseo de la vergüenza” y fue captado en video por varios ciudadanos.

Las autoridades tomaron la decisión luego de un operativo para detener las actividades de un burdel ilegal.

Las mujeres, quienes lloraron durante la caminata, fueron ingresadas a las patrullas, junto a sus clientes masculinos.

En redes sociales se manifestaron en contra de la acción de la policía, pero también hay quienes aplauden la decisión de la policía.