Proponen en la Cámara de Senadores, dar dientes a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

El objetivo es que pueda supervisar las medidas de seguridad de los bancos para garantizar la tranquilidad de los usuarios, en caso de que las sucursales bancarias no cumplan con las medidas de seguridad, éstas podrían verse suspendidas en cuanto a sus actividades.

La idea del senador Benjamín Robles Montoya y fue turnada a comisiones.

El senador Robles Montoya, planteó que la supervisión se lleve a cabo por lo menos una vez al año mediante personal debidamente capacitado, además de establecer la obligación de la autoridad de suspender las actividades de las sucursales que no cumplan con los requisitos al momento de su revisión.