Tras un recorrido de inspección al buque granelero Los Llanitos, encallado el 23 de octubre pasado en Punta Graham, Barra de Navidad, Jalisco, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente determinó que no representan en ningún momento posibilidad alguna de daño ambiental al ecosistema marino.

A través de un comunicado la dependencia explicó que como resultado del recorrido, especialistas constataron el adecuado control y manejo de los remanentes de aceites diversos en tuberías y mangueras del mismo, como parte de las labores de limpieza que se están llevando a cabo en el buque.

La inspección a cargo de la Profepa de Colima, permitió además precisar que los remanentes de dichos residuos son de un riesgo menor y no representan en ningún momento posibilidad alguna de daño ambiental al ecosistema marino.