Por primera vez en México se llevó a cabo un juicio oral en materia penal en el ámbito federal, y en ello participó la Procuraduría General de la República, además se logró sentencia condenatoria.

Se trata de un asunto en el que en la Policía Estatal en Puebla, detuvo a un hombre que transportaba a bordo de una pipa, 6800 litros de diesel pero no contaba con los permisos correspondientes.

La fiscalía entonces aportó pruebas que derivaron el fallo condenatorio por parte de la jueza segunda de distrito especializada en el sistema penal acusatorio del centro de justicia penal federal en el estado de Puebla.

De acuerdo con la PGR, el martes 30 de junio inició la audiencia, en la que la Fiscalía de la Federación debatió con la defensoría pública todas las pruebas aportadas a la causa penal abierta contra un hombre, presuntamente responsable del delito de robo de hidrocarburo, en la modalidad de posesión ilícita de hidrocarburo refinado.

Los hechos ocurrieron el cinco de diciembre de 2014, cuando el procesado  circulaba en el poblado de San Agustín Tlaxco, perteneciente al municipio de Amozoc, a bordo  de una pipa, en ella transportaba el combustible cuando fue interceptado por la policía.