El PRD pedirá a sus legisladores presentar un punto de acuerdo para que el nuevo avión presidencial sea devuelto o vendido.

Alejandro Sánchez Camacho, secretario de Acción Política del sol azteca, aseguró que la adquisición de la aeronave es un insulto a la sociedad, toda vez que es un derrote innecesario, máxime cuando las condiciones económicas del país son tan desfavorables.

“El presidente debe regresara la aeronave, no se justifica el gasto, insisto, por la situación económica que se vive en el país. Es un exceso, un derroche de recursos públicos del gobierno federal”.

Por último detalló el avión es incluso más caro que el de presidentes de Estados Unidos, Rusia o Francia y que con lo que costó, podrían comprarse aviones para tres países de Latinoamérica.