Para el PRD, los acontecimientos violentos ocurridos la madrugada de este jueves en el penal de Topo Chico, son una muestra clara de la ingobernabilidad, poco control y falta de interés del Gobernador Jaime Rodríguez, quien aseguran, reaccionó de manera tardía para poder tomar control de la situación, que dejó como saldo 52 muertos y más de 12 heridos.

Mediante un comunicado, Rey Morales, Secretario de Políticas Alternativas de Seguridad Publica del partido, denunció que en los penales de la República Mexicana, existe una severa crisis de incumplimiento de los derechos humanos de las personas privadas de su libertad, además de impunidad, extorsión, narcotráfico y operación de bandas criminales.

El sol azteca pide el cese inmediato de Gregoria Salazar, directora del penal y que el gobernador de la entidad cumpla con el apoyo que ha ofrecido a los familiares de los reos que perdieron la vida.