En Leicestershire, Inglaterra, tuvo lugar un hecho heroico, el oficial de policía Danny Pattison conducía su patrulla por la carretera M1 cuando recibió el reporte de un automóvil que transitaba de manera extraña.

Metros adelante logró ubicarlo, aproximándose se percató que la mujer que estaba al volante se encontraba inconsciente, llevando en la parte trasera un bebé de solo 18 meses.

El oficial Pattison estuvo asesorado por radio y siguiendo órdenes de maniobra decidieron utilizar la “táctica de contacto” que consiste en ir frenando poco a poco el otro vehículo realizando contactos con la carrocería. Así fue como el oficial logró frenar el automóvil hasta orillarlo y colocar a la mujer y al infante fuera de peligro.

En el video se puede apreciar la acción que llevo a cabo el policía, que por más de tres minutos persigue el automóvil que se cambiaba sin control de un carril a otro.

Cuando la camioneta sale de los carriles centrales es cuando aprovecha el oficial para sacarla del camino, evitar que provocara un accidente, y a su vez poner a salvo a los pasajeros.

Inmediatamente el oficial pidió los servicios de emergencia para la mujer de 30 años, que sufrió un coma diabético a mitad del trayecto.

La madre se recuperó satisfactoriamente, el bebé tampoco sufrió ninguna lesión.

Por su parte el policía fue reconocido por sus superiores, por su valentía, eficiencia y compromiso con su  trabajo.