Será histórico, los visitantes de los museos vaticanos podrán tocar las obras de arte por primera vez.

Se trata de una videoinstalación gigante recién inaugurada en ese complejo.

Una creación del grupo italiano studio azzurro llamada “en principio” que a partir del 29 de septiembre puede ser admirada al inicio de la colección de Arte Contemporánea de los Museos Papales y no muy lejos de la Capilla Sixtina.

Ubicada en el primer pabellón de la santa sede en 2013, compuesta por cuatro paneles interactivos colocados sobre las dos paredes laterales, la frontal, en el suelo y en el centro.

Mediante un juego de luces, cámaras, sonido y proyectores, hay dos formas de interacción. la primera es colocar la mano sobre un rayo de luz que permite captar las sombras en forma de flashes y los imprime con luz sobre el fondo oscuro en el suelo, creando imágenes nuevas e interminables.

Otra forma es acercarse a una de las tres pantallas colocadas en las paredes, donde se proyectan las imágenes de personas que caminan lentamente y luego desaparecen, sobre dos paredes se proyectan personajes que cuando los tocan empiezan a contar en lenguaje de señas la historia de un animal o planta.

Un cambio notable es la actitud en los visitantes que asombrados se acercan a interactuar con las obras.