Poco antes de viajar a Medio Oriente, el presidente Enrique Peña Nieto inauguró una fábrica de paneles solares y una central solar fotovoltaica en el Estado de México, la más grande que entrará en operación en América Latina, en el municipio de Jocotitlán.

“Las metas que México se ha trazado para ir evolucionando en al generación de energía más limpia permitirá que neustro país se destaque en el mundo como un país que respeta el medio ambiente y que promueve la generación de energía limpia. Esta trazado en esta meta que nuestro país alcance hacia el 2018 una producción una producción del 25 por ciento y hacia el 2012 que el 30 por ciento de la generación eléctrica sea a través de energías limpias”, destacó el Ejecutivo Federal.

Con una inversión de 108 millones de dólares y forman parte de la Reforma Energética. Para 2018 México prevé producir 25 por ciento de la electricidad a través de las llamadas fuentes limpias y llegar a mitad de este siglo con el 60 por ciento.