El presidente Enrique Peña si bien se manifestó en contra de la legalización de la mariguana, se dijo abierto a la discusión e instruyó a la Secretaría de Gobernación a organizar un debate informado con especialistas sobre el tema para fijar una postura como país y llevarla ante Naciones Unidas donde se discutirá esta problemática en abril del próximo año, así como  definir una política en torno a su eventual regulación, ya que afirmó no es dueño de la verdad.

Al inaugurar el Cuarto Foro Nacional Sumemos Causas por la Seguridad, Ciudadanos y Policías, organizado por Causa en Común, señaló que “en lo personal, y me sostengo, siempre dije en lo personal que para mí no sería deseable ni estoy en favor de una eventual legalización del consumo de la mariguana pero esa posición tampoco riñe con mi convicción personal para abrir un debate, y un debate científicamente con argumentos sólidos nos permita arribar a otra posición, no puedo ser dueño único de la verdad”.