Durante la misa en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, el Papa Francisco condenó el despojo y contaminación a las tierras de los pueblos indígenas.

PAPA12

Dijo que han sido perpetradas por personas “mareadas por el poder, el dinero y las leyes del mercado”, por lo que pidió hacer un examen de conciencia y aprender a decir “¡Perdón!”.

Ante miles de indígenas de México y Centroamérica defendió las riquezas culturales de los pueblos originarios y reconoció el anhelo de esas comunidades a vivir en libertad, en una tierra donde la opresión, el maltrato y la degradación no sean la moneda corriente.

Al referirse a los jóvenes, dijo que actualmente están “expuestos a una cultura que intenta suprimir todas las riquezas y características culturales en pos de un mundo homogéneo, necesitan que no se pierda la sabiduría de sus ancianos”.