Exigen senadores perredistas que la selección de los nuevos integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se lleve a cabo antes de que se cumpla el plazo que marca la ley.

El objetivo, dicen; es evitar que se dé una imposición.

Y es que si no hay acuerdo entre los partidos políticos y se rechazan las ternas que el ejecutivo federal hizo llegar al senado la semana pasada, el presidente podría enviar otra terna y si ni aun así hay acuerdo, se podría elegir a los nuevos ministro desde el gobierno federal.

El coordinador de los senadores perredistas en la Cámara Alta, Miguel Barbosa, dijo que si el senado no se pronuncia al respecto antes de que se cumplan los 30 días, es decir; antes del 13 de diciembre, el presidente nombra de entre las ternas, a uno de ellos.

“Por eso el senado lo que tiene que hacer es desahogar ese procedimiento y llegar a votar antes del 13 de diciembre”, concluyó.

Cabe recordar que la semana pasada la presidencia de la república, hizo llegar a la Cámara de Senadores, las ternas para elegir a los sustitutos de Olga Sánchez Cordero y Juan Silva Meza.

El procedimiento ordena que los nuevos ministros sean votados por las dos terceras partes del Pleno del Senado, de no darse esta condición, las ternas serían rechazadas y el presidente de la República tendría que mandar una nueva terna, y si los senadores vuelvan a rechazarla, el propio ejecutivo estaría en condiciones de decidir quiénes serán a los nuevos ministros.