OFICIA MISA 3Minutos después de las 17:00 horas, el Papa Francisco ingresó a la Basílica de Guadalupe para oficiar una misa ante unas 5 mil personas, entre ellas el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y su familia.

Durante su homilía, el Santo Padre pidió a los mexicanos ser embajadores de la Virgen de Guadalupe y compartir la alegría de saber que no están solos.

Agregó que Dios se acerca al corazón “sufriente pero resistente de tantas madres, padres y abuelos que han visto partir, perder o incluso arrebatarles criminalmente a sus hijos”.

Recordó a Juan Diego, a quien se refirió como ejemplo de la esperanza de los pequeños, los sufrientes, los desplazados y descartados, así como de todos aquellos que sienten que no tienen un lugar digno.

En un momento especial, el Papa Francisco pidió a los asistentes a guardar silencio y mirar a la Virgen de Guadalupe como madre desde “nuestros dolores, miedos y desesperaciones”.

CORONAAntes de concluir la eucaristía, el Obispo de Roma bendijo y entregó una corona que será colocada a la Virgen de Guadalupe.

Posteriormente, acudió al camarín de la Morena del Tepeyac, donde permaneció en oración alrededor de 20 minutos.

Al finalizar, regresó a la Nunciatura Apostólica para descansar, con lo que concluyó su primer día de actividades en el país.

PAPA ORA