Mientras que para el presidente del Senado Roberto Gil Zuarth, es oportuno el aumento en 50 puntos base de la tasa de interés de referencia y el ajuste al gasto por 132 mil millones de pesos, ya que fue natural e inercial, en un escenario de especulación

En entrevista, dijo que es “una respuesta oportuna, me parece también razonable al entorno de incertidumbre que está viviendo el mundo, hay una fuerte especulación en los mercados internacionales de divisas, hay una fuerte especulación sobre el precio del dólar”.

“La solución que ha planteado el gobierno y el Banco de México es una solución ortodoxa, es una solución natural, inercial en un escenario de altísima especulación donde nuestro peso está pagando justamente esos tonos especulativos, afirmó el líder de la Cámara Alta.

 Respecto a Pemex, dijo que el recorte “lo único que provoca es el aceleramiento de la implementación de la reforma energética, debe llevar a eso; debe llevar a que Pemex deje de funcionar con altos grados de ineficiencia, con esa carga laboral, con ese régimen fiscal y que en consecuencia funcione ya como una empresa productiva del Estado”.

En cuanto a la subida de la tasa de interés, “parece ya una solución para atajar la especulación con respecto al precio del dólar, al tipo de cambio. Es una señal que va a alentar a que los inversionistas se queden en México; es decir, que quien tiene pesos y los tiene invertidos en nuestro país no los cambie a dólares y se los lleve a otro país o los repatrie hacia Estados Unidos, que es lo que está provocando en buena medida esta volatilidad del peso mexicano”, concluyó.

Por su parte, el líder del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, consideró que el ajuste pretende desmantelar a Pemex y a la Comisión Federal de Electricidad.