Durante la madrugada de este miércoles, unidades de elite de las Fuerzas de Seguridad francesa realizaron una operación antiterrorista en la localidad de Saint Denis, al norte de París.

El objetivo era detener al belga Abdelhamid Abaaoud, considerado el cerebro de los ataques del viernes pasado en París.

En la operación murieron dos terroristas, entre ellos una mujer que detonó un chaleco de explosivos cuando los agentes franceses ingresaron al apartamento donde se encoentraba. El otro terrorista murió abatido por los disparos y las granadas.

Asimismo, otras siete personas fueron detenidas y seis policías resultaron heridos durante la operación que duró más de siete horas en una zona en la que reside un gran número de migrantes.

Como parte de las acciones, estaciones de Metro fueron cerradas y se suprimieron varias estaciones de autobús.

La Universidad París 8 de Saint Denis también fue cerrada, así como la célebre Basílica de Saint-Denis, declarada patrimonio nacional de Francia.

 

firma_logo_acirnoticias_125px