Una semana antes de la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán, los sensores de movimiento instalados en el penal de El Altiplano fueron desactivados.

Esto, debido a que del 3 al 5 de julio se realizaron trabajos de mantenimiento en el Sistema Cutzamala, situación que fue aprovechada por el capo para escapar, informaron funcionarios del Gobierno Federal.

Explicaron que la decisión de apagarlos se debió a que durante las obras, los sensores empezaron a emitir señales de alerta de manera continúa, propiciando la movilización innecesaria del personal.

Se presume que los trabajos en el Sistema Cutzamala fueron aprovechados por quienes construyeron el túnel, el cual fue terminado días antes de que consumara la fuga.

 

firma_logo_acirnoticias_125px