El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, puso en operación el Proyecto Pluvial y de Recarga de Acuífero Picacho-Ajusco, el más importante de la capital del país al combinar 13 Pozos de Absorción y la Planta de Bombeo Jardines en la Montaña.

Esta obra beneficiará a más de 50 mil habitantes de las colonias Héroes de Padierna, Jardines en la Montaña, Lomas de Padierna y Jardines del Pedregal, en la delegación Tlalpan, además de las personas que transitan por la carretera Picacho-Ajusco.

Al poner en operación la planta de bombeo, el mandatario capitalino cumplió el compromiso de evitar las inundaciones frecuentes en el bajo puente de Anillo Periférico.

Explicó que se trata de un proyecto sustentable integral que combina la solución al problema con la recarga del acuífero de la Ciudad de México.

“Vamos a tener beneficios ecológicos, porque en lugar de mandar esta agua al drenaje, vamos a enviarla al acuífero”, dijo.

Detalló que, con una inversión de 52 millones de pesos, la capacidad de desplazamiento del agua pluvial aumentó de 100 a mil litros.

“Con esta obra hemos aumentado en 10 veces la capacidad para poder atender la acumulación de agua, de todo lo que baja de la zona”, añadió.

El Jefe de Gobierno expuso que la ciudadanía a veces conoce los alcances de estas obras hasta que percibe los beneficios, como el tránsito fluido durante la temporada de lluvias en la carretera Picacho-Ajusco y en otra zona intervenida en Chapultepec y Reforma.

“Son de las que no se ven, de las que no son lucidoras pero son importantísimas para la ciudad y para el beneficio de todos nosotros”, sostuvo.

Apuntó que la planta de bombeo al acuífero da continuidad al sistema de captación de agua de lluvia que presentó recientemente.

Luego de recorrer las instalaciones, el mandatario capitalino invitó a la jefa delegacional en Tlalpan a sumarse al proyecto de captación de agua pluvial en los hogares, para aprovechar la lluvia que cae en la demarcación.

El director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), Ramón Aguirre Díaz, resaltó que los 13 pozos interceptan el agua a lo largo de la carretera Picacho-Ajusco conforme llueve y, en la parte final, la Planta de Bombeo permite asegurar que ya no habrá inundaciones en el bajo puente de Anillo Periférico.

“Estamos hablando del proyecto pluvial más importante que tiene la ciudad en cuanto a captación de agua de lluvia”, afirmó.