El Gobierno Federal no tiene cuantificados él números de Mexicanos que se quedaron sin televisión, lego del apagón analógico.

La subsecretaría de Comunicaciones y Transportes, Mónica Aspe, dijo que de hecho nadie tiene esa información porque no se ha censado el número de televisiones por casa.

La funcionaria llevó acabo un balance del apagón analógico, y explicó que se han entregado 10. 1 millones de televisiones en todo el país, y se espera llegar en total a 10.2 millones.

Esta cifra representa poco más del 95% del padrón de personas que forman parte de alguno de los programas de la Secretaría de Desarrollo Social, es decir; poco más del 4% de ese padrón se quedó sin televisión cuando se consolidó el apagón analógico.

Mónica Aspe dijo que la política pública es para atender a aquellos que viven en pobreza, y agregó que si hay hogares que no viven en pobreza y que toman la decisión de tener o no tener televisión, “son ya decisiones de consumo”.