No se están violando los derechos humanos del Chapo Guzmán.

Así lo aseguró el Comisionado Nacional de Seguridad Renato Sales.

Ante las quejas de los allegados a Joaquín Guzmán Loera, en cuanto a que éste último no duerme, no descansa y no tiene privacidad, Sales Heredia dijo que las autoridades está dispuestas a que se haga una revisión las medidas que se han  tomado.

Y es que Renato Sales explicó que el Chapo Guzmán es una persona que por sus antecedentes debe estar sujeta a medidas de seguridad especiales, por ejemplo ahora hay un monitor permanentemente vigilándolo y se supervisa que sus alimentos no estén  alterados.

“No hay ninguna violación a sus derechos fundamentales pero estamos en la plena disposición de que la medida sea revisada en apego a directrices internacionales” dijo el Comisionado.