Debido a que en México el promedio de lectura ronda tan solo 6 libros al año, el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria Editorial, José Ignacio Echeverría Ortega, hizo un llamado a generar estrategias y estímulos fiscales para incrementar la disponibilidad de libros en el país.

Entre las medidas están el buscar que los costos de transportación más bajos y sustituir de mayor variedad de libros a las bibliotecas públicas así como la siguiente propuesta

AUDIO “Lancemos una campaña para que los mexicano que podamos hacerlo, cada vez que compremos un libro, adquiramos un segundo ejemplar para donarlo al sistema de bibliotecas pública, quizás buscando su deducibilidad fiscal”